Licenciatura en Psicología
Discapacidad: Intervenciones en la Niñez y la Adolescencia. El Proceso de Integración. Cátedra: Única Código: 107

Poyesto de Invetigación (PROINPSI)

“La construcción del relacionamiento subjetivo en una niña con discapacidad intelectual durante su integración escolar en el jardín de infantes común.”

Director: Lic. Alicia Fainblum.

Investigador: Lic. Claudio Oscar Steckler.
Asesora Metodológica: Lic. Valeria Gomez

A partir de nuestra tarea docente en la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires y en el marco de la Práctica Profesional Discapacidad: Intervenciones en la Niñez y la Adolescencia. El proceso de Integración; encontramos ocasión de poner a trabajar algunas consideraciones sobre el proceso de integración escolar, de una niña con discapacidad intelectual, cuyo acompañamiento fue realizado por un Equipo Orientador Escolar Distrital del Partido de Gral. San Martín, dependiente de la Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social, de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, que contó entre uno de sus miembros, a un docente de nuestra cátedra, con el que en esta oportunidad llevamos adelante la presentación del presente proyecto.

Desde allí, hemos podido observar una experiencia que suele reiterarse: se trata de la espontánea presentación de familias de niños y niñas con discapacidad, en el jardín de infantes común, solicitando el ingreso del niño/a a la institución, para de esta forma dar inicio a su escolaridad.

Si bien los niños/as con discapacidad, son matriculados al ingresar al sistema educativo, la experiencia comienza a ser tratada desde el principio, por un equipo orientador escolar quien se ocupa durante los primeros tiempos de evaluar si se encuentra en condiciones mínimas necesarias para continuar su escolaridad en el jardín común o si necesita, en función de su discapacidad, una escolaridad que contemple dispositivos y recursos de trabajo, que exceden aquellos que el jardín entiende les puede brindar. Sin embargo, esta es una de las consecuencias, que en los últimos años hemos comprobado casi de excepción. Resulta infrecuente – particularmente cuando los niños/as son muy pequeños- ubicar motivos en relación a la patología que impidan su ingreso en el jardín común.

La situación planteada suele avivar en algunos padres la ilusión de revertir la patología. En tal caso se hace necesario intervenciones a fin de ir promoviendo en ellos un necesario trabajo psíquico en relación a aspectos escasamente elaborados. Se ha identificado que en algunos, de lo que se trata, es que la mencionada ilusión se jugaría en torno a que el jardín les devolvería el hijo sano “deseado”; indicador en una variedad de casos de la no plena aceptación de “este hijo” incidiendo con efectos indeseables en su constitución subjetiva.
En la medida que el tiempo pasa, las dificultades que estos niños/as presentan suelen resultar más visibles y exigen abordajes cada vez más específicos, frente a lo cual promediando sus cinco años, llega la hora de plantearse la dirección por donde orientar su escolaridad. En ocasiones, niños que cursaron tres ó cuatro años de jardín común, continúan su escolaridad en el nivel siguiente pero en el mismo ámbito. Es decir: escuela común. Ahora bien, qué ocurre cuando la orientación que se precipita en el sistema educativo, propone un cambio de modalidad orientando la continuidad de la experiencia escolar en educación especial?
¿Qué sentido tiene para un niño/a iniciar su escolaridad en un jardín común, si en buena medida su destino escolar, deriva la continuidad de su experiencia en educación especial? ¿Es posible fundamentar motivos valederos, que permitan contribuir a una mejor comprensión de la problemática, resignificando la experiencia escolar en jardín común de los niños/as con discapacidad?
A partir de aquí, y desde la experiencia de una niña con discapacidad intelectual, que inició su escolaridad en jardín común, poniendo en juego a lo largo del proceso un potencial cognitivo notable y aún así, en determinado momento de avanzada su escolaridad, se hizo necesaria su reorientación en educación especial: damos forma a una pregunta que hemos puesto a trabajar en el desarrollo de nuestro proyecto de investigación:

¿Cómo incide en una niña con discapacidad intelectual, su experiencia escolar en el jardín de infantes común, en la construcción del relacionamiento intersubjetivo con sus pares?

Novedades


INFORMACION SOBRE LAS INSTITUCIONES

Última Actualización


19/04/17: Presentación/Inicio
Presentación/Plantel Docente