Programa: Juegotecas Barriales

Directora: Lic. Graciela Paolicchi
Coordinadora docente: Lic. Ana María Nuñez
mail de contacto: gpaolicchi@fibertel.com.ar / ananunez21@hotmail.com

Contexto:
Las condiciones actuales de crisis familiar, social y política, producen perturbaciones en el vínculo adulto-niño que inciden en la constitución subjetiva. Muchos adultos manifiestan dificultades para sostener la función de la crianza, produciéndose desbordes de violencia en la puesta de límites. Consideramos que la escasez de juego simbólico, o su imposibilidad por elevada ansiedad, podrían provocar conductas ligadas a la obtención de placer inmediato con una tendencia a la sustitución de lo simbólico por lo concreto, favoreciendo la emergencia de diversas patologías.

Actividades:
El programa “Juegotecas Barriales” se lleva adelante desde el año 2001, comenzó con una prueba piloto llevada a cabo en el Partido de Avellaneda y a través de esta actividad esperamos contribuir a revertir algunas de las condiciones desfavorables en el proceso del desarrollo infantil, articulando las siguientes tareas:

Propiciar, organizar y coordinar juegotecas adecuadas a las edades y a las realidades de los niños.
Proponer talleres de reflexión a los padres y docentes para contribuir y mejorar la calidad de vida de los niños y, a la vez, propiciar cambios en la calidad de vida de los integrantes de las familias y colaborar con la tarea de los miembros de las instituciones.
Promover la inclusión de alumnos de la Carrera de Psicología en las juegotecas instituidas, estimulando su activa participación en el Programa.
Promover la capacidad de reflexión parental, en el sentido de vínculos más saludables con los hijos.
Investigar, como principal mecanismo para promover la construcción colectiva de conocimientos en el seno del trabajo en equipo, fundamentar los puntos de partida de nuestra praxis, así como interrogar nuestros marcos teóricos -en sus alcances y limitaciones- frente a los problemas emergentes en la experiencia.

Objetivos:
• Rescatar los espacios, los medios y el tiempo para jugar.
• Crear la oportunidad para que un mayor número de niños carenciados tengan acceso a juegos y juguetes.
• Estimular y atender a las necesidades recreativas e intereses lúdicos del grupo familiar y de la comunidad.
• Brindar un espacio de reflexión comunitario, que posibilite la recomposición de la red social del contexto en el que las familias se desenvuelven.
• Ofrecer la posibilidad de construir un proyecto en el que la comunidad participe activamente.
• Promover estrategias vinculares alternativas a la agresión y la violencia, que fomenten los recursos simbólicos de las familias participantes.