Licenciatura en Psicología
Clinica Psicológica y Psicoterapias: Clínica de Adultos Cátedra: I Código: 114

Presentación de la Materia

Aporte de la asignatura en la Formación Profesional

Su aporte específico a la formación del psicólogo consiste en aproximarlo a la clínica como interrogación de la experiencia, del diagnóstico y del tratamiento del sujeto que consulta por un padecimiento psíquico o moral.

Enfoque adoptado por la Cátedra

Situar la clínica como interrogación implica diferenciarla nítidamente de la experiencia sin elaboración racional, de la terapéutica sin análisis ni reflexión crítica, y de las respuestas precarias y exteriores que puede dar una mera nosografía.

El caso clínico es tomado aquí en su particularidad, en ese nivel en que el sujeto resiste al tipo clínico que de todos modos forma parte de las coordenadas de su síntoma, resiste a los ideales y estándares de la salud mental, y también a los tratamientos en que se le prescribe lo general bajo la forma de medicamentos o sugestión explícita o velada, y que viene a sumarse al bombardeo educativo y publicitario que recibe a lo largo de su vida.

Reconocer o abolir al paciente como sujeto, tal es la responsabilidad que toma el psicólogo clínico desde que se ubica en la perspectiva que proponemos. El marco de la Cátedra es psicoanalítico, pero toma también en consideración e intenta diferenciar de la suya otras perspectivas clínicas prevalentes en el mundo actual: psiquiátricas, psicofarmacológicas, psicoterapéuticas.

Que su marco sea psicoanalítico quiere decir que privilegia como vía de estudio y de tratamiento del síntoma, lo que sobre él dice el sujeto que lo padece, y también lo que sobre ese sujeto dice el síntoma – a quien sabe escucharlo-.

Como resultado de algunas líneas de investigación seguidas por docentes de la Cátedra, a partir de 2007 el programa de la materia tomará como eje la reflexión sobre las elecciones del ser hablante. El término de “elección” {Wahl} está presente desde el comienzo de la obra de Freud, y es esencial a toda la clínica del psicoanálisis. En efecto, ésta se basa en los resultados de elecciones ya realizadas y de las que el sujeto debe hacerse cargo (elección de objeto, de sexo, de síntoma y de tipo clínico, etc.), y en las consecuencias sintomáticas de elecciones demoradas - que producen conflicto, irresolución, duda, división subjetiva, culpa, e inhibición en cuanto a la acción -. Se enfocarán aquellos momentos e instancias electivas en la constitución del ser hablante, que tienen consecuencias decisivas desde la perspectiva de la clínica psicoanalítica, y que permiten hacer valer una causalidad del síntoma que en algún punto preciso se aparta de todo determinismo automático (genético, neurofisiológico, etc., e incluso simbólico).

La concepción psicoanalítica de la cura permite resaltar además algunos momentos decisivos en el tratamiento, en los que la causalidad electiva y el consentimiento advertido son la clave de la operatoria propiamente psicoanalítica. El comienzo del tratamiento, la percepción del síntoma por parte del paciente (eso que sólo él conoce de sí, pero sin reconocerse en ello), la exploración de las posiciones subjetivas del sujeto respecto de los actos que podrían satisfacerlo (si admitiera pagar el precio de la pérdida que requiere toda elección) hacen del tratamiento psicoanalítico una investigación personal que amplía la clínica a los resortes inconscientes de la voluntad.

El propósito central de la materia es el de acercar al estudiante al conocimiento y a la práctica de los momentos cruciales de la experiencia clínica, aquellos en que el clínico (y también el paciente) debe tomar decisiones. Para lograrlo, se propone articular - en cada una de las actividades en las que participará el alumno - los conceptos teóricos de mayor incidencia en la práctica clínica, con las situaciones en que el psicólogo debe definir su posición y su rol.

En los teóricos se desarrollarán, de manera introductoria, los temas centrales del programa. Se ofrece además cuatro tipos de comisiones de prácticos, entre las cuales el alumno debe elegir dos. Los Prácticos de lectura de casos tienen como objetivo mostrar la dinámica que adquieren las entidades clínicas - síntoma, transferencia, fantasía, etc. – en función de la acción analítica. En las Comisiones de hospitales la inserción en un servicio asistencial, en pequeñas comisiones de trabajo, permite al alumno obtener un panorama de la práctica hospitalaria, y profundizar en algunos problemas clínicos. Dado que la Cátedra realiza actividades de extensión (particularmente en su Servicio de atención clínica de adultos en la Sede Avellaneda de la UBA), se han constituido comisiones que trabajan sobre la experiencia asistencial en Avellaneda, en el área de Temas cruciales en la clínica actual. En coordinación con ellos, se ofrecen Prácticos de psicoanálisis e investigación, que trabajan sobre un proyecto de investigación UBACyT a partir de la casuística emergente del Servicio, sobre el proceso diagnóstico y los efectos terapéuticos del psicoanálisis.



Lugar que ocupa la asignatura en el Plan de Estudios

La materia integra la última fase del ciclo de formación profesional de la Carrera de Psicología, es cursada entonces por estudiantes que están cerca de la finalización de sus estudios de grado.

Respecto de la ubicación y articulación de la materia en el contexto de la Carrera: si bien es de indudable valor el background que aportan muchas asignaturas previas, la materia se articula particularmente con dos materias obligatorias que la preceden: Psicoanálisis (Freud) y Psicopatología.

Novedades


Última Actualización


05/04/16: Cartelera/Jornadas Adultos 2016; Actividades