Licenciatura en Psicología
Hospital de Día y Problemáticas Clínicas Contemporáneas Cátedra: Única Código: 162

Presentación de la Práctica


¿Cuál es la particularidad de la clínica actual? Pregunta que se inscribe en la cátedra desde su nombre “Hospital de Día y Problemáticas Clínicas Contemporáneas”.
Pregunta que dispone al trabajo, desde el Corpus de la Materia en sus diferentes tramos: Espacio de articulación teórico-clínico y Prácticas clínicas en las instituciones.
Trama que se propone la construcción de una saber, a partir de la articulación de los conceptos que fundamentan la clínica actual y la práctica clínica.

El espacio de articulación teórico clínico tiene como propósito dar un marco referencial que sostenga y de fundamento al pasaje de los estudiantes por las instituciones.

La práctica clínica, se propone el pasaje de los estudiantes propiciando una articulación teórico-clínica que interroga los conceptos que fundamentan la práctica actual. Se organiza desde una red de instituciones que dispone de dispositivos asistenciales dirigidos al tratamiento de los modos actuales de malestar en la cultura, en el campo de la salud mental.

En los espacios propuestos se deslizan los significantes que dan nombre a la clínica de nuestra época: toxicomanía, alcoholismo, anorexia, bulimia, urgencias, crisis de angustia. Desde allí se interroga el abordaje clínico, sosteniendo el cruce de los universales de la época con la singularidad de goce.
Ante las nuevas formas de presentación del padecimiento subjetivo, que no se ordena como pregunta dirigida al Otro, sino como profunda mudez, la posición del analista es inéditamente interrogada.


Fundamentación
La actualización respecto de las problemáticas en la clínica psicoanalítica, la entendemos a partir de las prácticas que el psicoanálisis sostiene, que en nuestra materia se recorta en el horizonte de la subjetividad que la época nos propone y se organiza desde una red de Instituciones que disponen de dispositivos asistenciales dirigidos al tratamiento de los modos actuales del malestar en la cultura, en el campo de la salud mental.

La clínica Freudiana se funda con el concepto de inconsciente y sus formulaciones constituyen el modo paradigmático de tramitación del malestar, solidario a su vez del dispositivo analítico y de la transferencia.
Las patologías del acto, patologías de borde, los actos de violencia, los trastornos de ansiedad, las adicciones, la bulimia, irrumpen en la práctica clínica como un obstáculo, a su inclusión en la clínica freudiana. Cuestiona los ejes mismos de la cura.
En una breve cita de 1929 el texto freudiano nos advierte “Tal como nos ha sido impuesta, la vida nos resulta demasiado pesada, nos depara excesivos sufrimientos, decepciones, empresas imposibles. Para soportarla no podemos pasarla sin lenitivos. Los hay quizá, de tres especies: distracciones poderosas que nos hacen parecer pequeñas nuestra miserias, satisfacciones sustitutitas que la reducen, narcóticos que nos hacen insensibles a ella.”

Freud nos enseña que el malestar es estructural, pero las formas que adopta dependen de las particularidades de la cultura, y del simbólico de cada época.
En este sentido, creemos que sin estar ajenos, ni exiliados, ni indiferentes a las problemáticas actuales tenemos que sostener y ampliar las condiciones que la praxis del psicoanálisis requiere. Es así que entendemos que si hay un saber a transmitir, éste no es independiente de dicha praxis, y éste sólo adquiere trascendencia en el campo que ese saber se articula y reestructura de continuo.
Por eso es de importancia pensar que el psicoanálisis no constituye una teoría única y uniforme, sino que ésta se inscribe en los diferentes espacios en los que fue y va siendo pensada su práctica.

El psicoanálisis no es sin el riesgo que implica poder abrir preguntas, para avanzar en lo “aún no analizable” desde la posición misma del analista y su práctica.
Esto implica encontrarnos con los impasses y las dificultades de nuestras conceptualizaciones. Es decir, el desafío es operar desde y con los límites de un saber, interrogándolo y haciéndolo avanzar.
Ante las nuevas formas de presentación del padecimiento subjetivo, desde la posición del analista se trate, tal vez, no de quedar en un estado de servidumbre o impotencia, sino retomar una enseñanza que nos legara nuestro maestro Freud, esa enseñanza que en el concepto, en sus actos nos transmitiera, que una posibilidad es transformar el obstáculo en una oportunidad.

El Malestar en la Cultura actual no es idéntico a los términos de Malestar en la Cultura con los que se encontraba Freud, ya que en su época había un sostenimiento subjetivo en el campo del Ideal y una operación de los nombres de Padre lo que implica un determinado modo de malestar en la cultura, muy diferente al actual.

El Capitalismo actual, Capitalismo Tardío, se sostiene en el rechazo a la castración. Según la formulación de Jacques A. Miller, época de la Caída de los Ideales, de la Declinación de la Imago Paterna. Época del “Otro que no existe”.

El desencadenamiento del discurso Capitalista, en la fase del Neoliberalismo, o el Capitalismo Tardío, implica la presencia masiva de un Super-Yo diferente al caracterizado por Freud. El Super-Yo Freudiano cuenta con los significantes del Otro alrededor de la deuda y de la culpa. El Super-Yo Lacaniano, es un puro imperativo de goce, y el discurso capitalista favorece en su desencadenamiento el estallido de todos los lazos sociales, y el rechazo a los términos de la castración, generando nuevas modalidades de padecimiento subjetivo.

Desde el psicoanálisis sostenemos las mismas estructuras fundadas por Freud y ordenadas por Lacan, Neurosis, Psicosis y Perversión. Categorías clínicas a-históricas. Del mismo modo, la pulsión no es epocal, es a-histórica. Elemento fundante del campo psicoanalítico. Lo llamado la envoltura formal del síntoma, o los modos de presentación de padecimiento subjetivo sí responden a la historia, si responden al ordenamiento del campo del ideal.

La subjetividad de la época, afecta la escena cultural, en la que se asienta la práctica del psicoanálisis. Esta subjetividad se ve reflejada en la aparición generalizada de nuevas formas de los síntomas contemporáneos, cuestión que nos lleva a reformular las intervenciones desde donde fundar la clínica.

Novedades


INSCRIPCIONES 1er Cuatrimestre 2017

CHARLA INFORMATIVA PARA GRADUADOS

Pág. de la cátedra en Facebook

Última Actualización


17/02/17: Cursada/Programas